Deontología

Uno de los fines esenciales del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia es ordenar el ejercicio profesional en el marco de las Leyes y velar por la observancia de la deontología en el ejercicio de la profesión y el respeto debido a los derechos de los ciudadanos, según se recoge en el artículo 5, apartados b) y c) de los Estatutos colegiales (aprobados por el Decreto 105/2016, de 21 de julio  de la Xunta de Galicia). Para la consecución de estos fines el Colegio ejercerá entre otras, funciones de ordenación y que eviten el intrusismo profesional, velando por la ética y la dignidad de la profesión, tanto en las relaciones mutuas entre Arquitectos, como en las de estos con sus clientes, al tiempo que ejercerá la potestad disciplinaria sobre los Arquitectos que incumplan sus deberes colegiales o profesionales, tanto legales como deontológicos.
 
Asimismo y en virtud de las últimas modificaciones legislativas que regulan la actividad de los Colegios Profesionales en aplicación de la Directiva Comunitaria de liberalización del sector servicios, también es deber de los Colegios Profesionales resolver las quejas y reclamaciones referidas a la actividad colegial o profesional de sus colegiados, tanto se se presentan por cualquiera consumidor o usuario que contrate los servicios profesionales de un arquitecto, como a través de asociaciones y organizaciones de consumidores y usuarios en representación o defensa de los intereses de estos, instruyendo, cuando proceda y por parte de los órganos colegiales competentes, los oportunos expedientes informativos o disciplinarios.
 
Para apoyar y asistir la labor del Colegio de Arquitectos en estos fines y funciones, la Junta de Gobierno, en su Sesión n.º 4/2012 de 26 de marzo de 2012, consideró oportuno el establecimiento y puesta en marcha del SERVICIO DE DEONTOLOGÍA COLEGIAL*, siendo a marco aplicable el CÓDIGO DEONTOLÓGICO DE Los ARQUITECTOS, aprobado por el CSCAE de 20 de noviembre de 2015, que entró en vigor el pasado 21 de noviembre de 2016.
 
*Para su aplicación el COAG aprobó un Reglamento propio del Servicio